Por un Planeta Vivo, Un San Cristóbal Verde - Tommy Galán

La conservación de cuencas y vegetación natural es de crítica importancia para el mantenimiento de la integridad ecológica e hidrográfica de cada nación. Acorde a estadísticas de las Naciones Unidas, más de 1.8 mil millones de personas vivirán en escases absoluta de agua y otros dos tercios de la población mundial sufrirán de carencia considerada de este recurso para el 2025. Las cuencas de Nizao, Haina y Nigua aportan más del 70% del agua que reciben las provincias en las cuales las mismas tienen influencia, y sus niveles de degradación además de los procesos de sedimentación, ponen en situación de riesgo tanto la viabilidad de las presas, los sistemas de riego para la agricultura,  así como la producción y consumo del agua.

 

Teniendo de referencia la Constitución de la República Dominicana, la ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, la ley 1-12 de Estrategia Nacional de Desarrollo 2010-2030, e iniciativas de organizaciones internacionales como la Organización de las Naciones Unidas que dentro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, persigue garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, resaltando la importancia de  la conservación de los recursos naturales, y sobre todo el impacto del agua en el ámbito social, económico y en la propia existencia del hombre; además de estar identificados con la declaratoria del “Cuatrienio del Agua” hecho por el Presidente Danilo Medina, son razones por la cual la Oficina Senatorial de San Cristóbal se adentra en la creación del Programa “Por Un Planeta Vivo, Un San Cristóbal Verde”, como una contribución a las gestiones de recuperación, conservación y protección que desempeñan diversas organizaciones gubernamentales, privadas y grupos sin fines lucro, a favor de las cuencas hídricas.

 

Este programa tiene como interés principal la intervención de las cuencas de los ríos Nizao, Haina y Nigua; los cuales tienen incidencia esencialmente en las provincias de San Cristóbal, Peravia y Santo Domingo, con beneficios derivados de alcance nacional. Además desarrollar acciones para mitigar la degradación forestal de estas zonas, con la finalidad de aumentar la recarga hídrica, elevar la cobertura boscosa con la utilización de reforestación y restauración ecológica ribereña.

 

Objetivo general:

  • Contribuir con los programas nacionales y provinciales enfocados a la recuperación, conservación y protección de las cuencas hidrográficas de los ríos Nizao, Haina y Nigua; para favorecer la sostenibilidad ambiental de la provincia de San Cristóbal.

 

Objetivos específicos:

  • Realizar jornadas continúas  de reforestación.
  • Fortalecerla educación y  concientización de preservación de cuencas.
  • Proteger los ríos por medio a la vigilancia comunitaria.
  • Implementar conversatorios sobre las cuencas hidrográficas y su importancia.
  • Fomentar la integración de la comunidad Sancristobalense en la preservación de cuencas.

 

¿Cómo lo lograremos? A través del desarrollo de procesos educativos, jornadas continúas de reforestación y vigilancia comunitaria; con la integración de la población estudiantil, productores agrícolas y gobiernos locales. Además, contaremos con el apoyo de coordinación técnico-logístico del Ministerio de Educación, Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana y el Instituto Politécnico Loyola.

 

El programa se convierte en un compromiso de la Oficina Senatorial de San Cristóbal para dar esperanzas a las familias, productores agrícolas y sociedad en general de la posibilidad de tener Un San Cristóbal Verde.

VER NOTICIAS AQUÍ